Parc de la Tête d'Or

Lyon, tercera ciudad más habitada de Francia, más de medio millón de habitantes en una frenética urbe que combina su hermoso casco antiguo con el bullicio y color de una ciudad. Gracias al precio del viaje desde Ginebra, pude visitar esta ciudad y más allá de sus monumentos habituales hoy os quiero mostrar algo que nos llevó a aumentar la duración de nuestra estancia en Lyon: el Parc de la Tête d'Or.

El Parc de la Tête d'Or fue inagurado en 1857 y además de un jardín botánico y un lago, en su interior encontramos un pequeño y bien cuidado zoo. A escasas paradas en metro del centro, supone un oasis del bullicio, ideal para comer al sol viendo a los ciervos pastar libremente o tratar de entender a las jirafas.

Si vais a Lyon, visita obligada, no os arrepentiréis. Os dejo unas fotos: